< Volver a Noticias
iluminación, led

¿Prestamos importancia a la reproducción cromática?

Las principales marcas de fragancias, moda y cosmética son conscientes de la importancia que tiene su imagen ya que ha de ser impactante y llamativa, un reclamo visual.

Un aspecto fundamental es la reproducción fiel de las imágenes, productos o escenarios tal cual los departamentos de imagen corporativa se encargaron de estudiar, diseñar y llevar a cabo.

Dentro de este aspecto hay una característica que no se suele tener en cuenta, ya que es habitual prestar la mayor parte de la atención en los acabados de superficie utilizados (pintura, materiales, envoltorios…) restando importancia a la calidad de la luz, siendo esta quien mostrará la fidelidad de los mismos respecto a los originales.

La calidad de la luz tiene dos características principales: CRI y K.

CRI (índice de reproducción cromática)

El CRI es una unidad que mide la capacidad de una fuente de luz para reproducir los colores con la máxima fidelidad en comparación con la luz solar. Se comprende del 0% al 100%, siendo 100% la luz ideal ya que cubre el mismo espectro que la luz solar. Gran parte de los LED comercializados en el mercado son de un CRI inferior al 75%.

Por ello es necesario una fuente de iluminación de calidad, la cual tendrá un alto CRI que mantendrá la fidelidad del color además de todas sus tonalidades, ya que cubre un mayor espectro de color.

K (Kelvin)

Es la temperatura de color que emite una fuente de luz. Se puede hacer un símil entre los Kelvin y la iluminación del sol en el día a día. Por ejemplo:

3.000K – Luz cálida, es semejante a un amanecer soleado.

4.000K  Al tener menor calidez que 3.000K, se podría decir que sería un atardecer soleado.

5.000K – Al generar una luz neutra, se trata como si fuese blanco puro.

6.000K  Luz fría, sería la luz que habría en un día ligeramente nublado.

Por lo tanto se aplican diferentes temperaturas de color según el objeto a iluminar, para resaltar su propia naturaleza y no distorsionarla.

Ejemplo 3000 y 4000 K
Ejemplo 5000 y 6000 K

Esta información surge a partir del estudio de múltiples productos LED del mercado, los cuales nos han sorprendido por su baja calidad de luz.

Uno de los aspectos más importantes es la selección de un buen LED para sus instalaciones, ya que LED no siempre significa eficiencia.

Top