< Volver a Noticias

¿LED significa eficiencia?

El mercado nos ha hecho creer que LED significa bajo consumo y que si pretendemos ahorrar es la mejor opción, pero tenemos que entender que LED no siempre significa eficiencia.

En su momento el mercado se refería a las bombillas de fluorescencia compacta como bombillas de bajo consumo, ya que se comparaba con la bombilla incandescente (20 lm/w contra 80 lm/w de la bombilla de bajo consumo), ahora nos intentan hacer la misma comparativa con el LED. Por ello deberíamos comprender a qué se refieren con ahorro y si hay tanto como dicen.

Veamos la siguiente tabla:

IncandescenciaFluorescenciaHalogenuros metálicosLED
Vida útil1.000 h15.000 h12.000 h30.000 h
lm/w20809590
CRI100%85%90%85%
EncendidoInstantáneoInstantáneo10 minutosInstantáneo

Examinando la tabla anterior, el LED será un buen sustituto de la fluorescencia y del halogenuro si se tiene en cuenta el mantenimiento (horas de vida), ya que apenas veremos la diferencia en el ahorro. En el caso del halogenuro habría que valorar el tiempo de encendido y también que el LED no se desgasta en el encendido.

Lúmenes publicitarios vs reales

Supongamos que tenemos un LED de 100 lm/w, ¿significa que tendremos una luminaria de 100 lm/w?

La respuesta rápida es no. La luminaria se compone de un conjunto de elementos que hacen posible que el LED brille: circuito electrónico (PCB), la configuración del circuito, disipación térmica, fuente de alimentación (driver) y el difusor de luz para evitar deslumbramientos (UGR). Por lo tanto, la luminaria, en la mejor de las situaciones (componentes electrónicos de última tecnología de gran calidad y un equipo de I+D cualificado) tendría un 18% menos de eficiencia, dando como resultado 82 lm/w, suponiendo que la luminaria no utilizara un difusor tipo opal.

Un ejemplo de esta pérdida de eficiencia sería el panel de luz 60 x 60 asiático, de marcas no reconocidas, que por norma general utilizan un LED de 95 lm/w el cual, teniendo en cuenta que el coeficiente de conversión de luz en un metacrilato grabado es del 60% y que la eficiencia de una fuente de alimentación es del 89%, nos da una luminaria de 50,7 lm/w, una pérdida cercana al 50%. Todo esto sin tener en cuenta la tecnología empleada en su grabado, el diseño ni el difusor opal.

También hay varios fabricantes que hablan de un LED de 180-190 lm/w, aunque lamentablemente por ahora no son un estándar en el mercado. Por lo que quedará esperar un tiempo para poder disfrutar de ellos.

Por lo tanto, y a modo de resumen, es primordial conocer la aplicación para poder valorar el ahorro real que implicará utilizar LED, si es que lo hay, teniendo en cuenta la relación lm/w, horas de vida y CRI.

Top